Adiós Amy Winehouse

Como artista nunca me han gustado ver noticias como la de ayer. Flashes, rumores, trascendidos y finalmente la confirmación de la muerte de otro talentoso músico que escogió morir. Mi generación ya lo ha visto con Kurt Cobain, Shannon Hoon, Layne Staley y otros mas.

Lo de Amy Winehouse es impactante y dramático porque todos quienes nos encantamos con su extraordinaria voz y su carisma, a la vez fuimos testigos pasivos de su dolor interno. Que ella no estaba bien no era algo que solo nos imagináramos, los que escuchamos sus discos sabíamos que sus relatos eran en primera persona, que ella era tremendamente confesional. Su voz venía con fuerza de un infierno del que solo ella sabía.

Cuando apareció, me encanté con la historia de esta chica que no quería ir a rehabilitación y que transformó esa rebeldía en un gran hit contemporáneo. Ella era mas real que toda esa tropa de torpes que buscaban el éxito con coreografías y doblando canciones intrascendentes. Amy era de verdad, era como alguien que cualquiera de los que está leyendo podría conocer.

A pesar de las comparaciones, ella apareció desde el comienzo como una figura única y con personalidad, y eso mismo la hizo transformarse en un ícono de la moda en vida, aun cuando no era perfecta; Era insegura, le faltaban dientes, era drogadicta, se le pasaban las copas en los shows, y tantas cosas mas, pero ¿quién es alguien para para juzgarla por eso?.

Amy contaba que mientras más insegura se sentía, más alto era el peinado beehive que convirtió en su sello propio, y cuando triunfó le dio una esperanza a todas las chicas en todo el mundo, que tienen un talento en secreto y que no se atrevían a mostrarlo. Amy Winehouse les hizo entender a todas ellas que no eran patos feos, sino cisnes, de otro lago, claro.

Después que eso se entendió todas por fin tuvieron su fiesta, se peinaron, se maquillaron como ella, bailaron y levantaron sus copas mientras corearon “And I say no, no, no”.

Me toca lo de Winehouse. Disfruté sus discos, con su voz y sus textos honestos. Me impactó, y aun lo hace, ese documental que la muestra en sus inicios, cuando inconsciente de su talento, y proveniente de la clase obrera, sabía que la música para ella era un sueño, y que su destino era ser mesera, que no le quedaba otra, pero si iba a serlo, al menos sería “de las que usan patines”. Ganó aun mas mi simpatía cuando en ese mismo documental le tiró una piedra gigante a un afiche de Dido en la calle gritando “te odio Dido!”, o cuando escuché historias de boca de los que la vieron de cerca, que se arrancaba de las fiestas con una caja de cartón en la cabeza hundiéndose en un taxi que la sacaba desde donde fuera. Una superestrella demasiado real, con un dolor tremendo, con ganas de que la dejaran tranquila mientras todos querían una puta foto de eso.

Nunca he estado de acuerdo con el halo de leyendas con que los medios barnizan estas muertes. Para ellos es fácil escribir sobre estos personajes que se transformaron en algo inmortal luego de morir, pero son incapaces de reconocerlos en vida. Que mejor ejemplo para nosotros que la manoseada imagen de Violeta Parra: Si ella estuviera viva hoy, probablemente todavía nadie iría a verla a su carpa, o la harían esperar horas en la recepción de una radio, que finalmente apilaría sus discos con el resto que jamás tocarán. La muerte es un triste pasaporte al reconocimiento para tanto artista brillante que hoy está con vida, y que simplemente los medios (y muchas veces el público), dejan pasar por comodidad o por holgazanería.

Lo de “el club de los 27”, para mi no es tema, solo aumenta la estupidez con que se ha hablado de esta nueva muerte en la música, una postal infantil y boba de pensar que ella está en un lugar mejor, porque lo único cierto es que Amy Winehouse ya no está.

Yo prefiero quedarme con la voz que atraparon sus discos, que quizás se iba a apagar si es que su dolor se acababa, quién sabe. Hay tanto mas con lo que se puede especular, pero yo voy a agradecer por la honestidad brutal en su música y sus canciones, porque eso es lo real, eso y sus coquetos ojos de gata sobremaquillada cerrándose y que, por fin, ya no va a tener que lidiar con ningún tipo de resaca, ni siquiera con la de la fama.

12 comentarios en “Adiós Amy Winehouse

  1. Hola.

    Que bueno saber que a músicos de otros estilos también le ha impactado la muerte de Amy Winehouse.

    En todos los diarios he leído lo mismo pero tu columna me conmovió harto, tiene hartas impresiones personales y se nota que la escuchabas. Lo único que no estoy de acuerdo es en esa parte en donde destacas las cosas malas de ella.

    El final es muy bonito y es justo eso lo que tenemos que hacer. Quedarnos con la voz en vez de esa tontera que está carreteando con otros rockeros muertos.

    No escucho tu música, pero le daré la oportunidad ahora. Felicitaciones por la columna, muy emocionante.

    Sandra V.
    Santiago.

  2. Rivers, increíble lo que escribiste.
    super bonito, y bien de acuerdo contigo
    al final solo queda la música.

    Besos
    Xime

  3. Sandra, que bueno que te haya gustado. Bueno, esto va mucho mas allá de los estilos.

    No se trata de recalcar sus defectos, por el contrarío, es sobre que no necesitó ser precisamente una rol model para ganarse un espacio, solo con autenticidad. Que bueno que te haya emocionado. Un beso.

    Xime, que bueno que ye haya gustado. Besos para ti también.

    R.

  4. Hola Mauricio, el articulo esta excelente, lejos de toda la contaminacion de los medios descompuestos q solo se dedican a atacar a las personas; viven de eso y para eso 24/7 ademas de los negociados q no vale la pena mencionar aqui. Existiria la posibilidad de q tu articulo se publique en nuestra pagina de Sedna? (www.sedna1.com.ar) De seguro va a ser del interes de nuestros lectores, tanto por su calidad argumentativa como la sensibildad y respeto q aporta al tema.

    Saludos.

    Fernando.

  5. maestro que sorpresa encontrar su blog, y que sigues escribiendo sobre música. yo te leo desde el imi cuando era una bendición ser tocado por la pluma de mauricio riveros. tu blog se va a mis favoritos.

    un abrazo.
    chino.

  6. Fernando, muchas gracias por tus comentario, me alegra que te haya gustado mi columna, solo fue un respiro que me debía sobre su música. Te he respondido vía Facebook. Un abrazo.

    Chino, muchas gracias también por tus comentarios. Me mataste un poco con lo del IMI, eso fue hace como 13 años!, era un niño!.
    jajajajaja. Un abrazo también.

  7. Triste pero verdadero lo que dices sobre la muerte como pasaporte para el reconocimiento. Hay tanta gente increíble, talentosa – y viva -, pero olvidada por los sellos y por los medios. Eso pasa acá en Brasil, en Chile y tal vez en todas las partes. Pero seguro que cuando mueran, algún sello oportunista va a relanzar sus discos, o hacer una coletánea, y alguna editora lanzará una apurada biografía, para puro ganar plata.

    Parece que se valora más lo que no se tiene.

    Amy tenía un talento increíble, pero no sabía cuidarse, y imagino que los que estaban a su alrededor no estaban ni ahí con ayudarla, querían sólo sacar provecho de ella. Suele ocurir. Triste. Pelo al menos queda su música.

    Un abrazo!

    Rafael

  8. Así es Rafael.
    Una lástima cuando el talento se deja pasar así.
    Un abrazo desde Chile.

  9. Mauricio, un comentario sentido y precioso.
    Todo un detalle de parte de un artista como tu.
    Un abrazo desde México.
    Eloy.

  10. Me ha encantado. Es una tragedia que esta artista no vuelva a hacernos disfrutar con su música, su talento y esa gran voz que solo ella poseía. Para mí, era la mejor, y por mucho que se la critique por como actuaba o por sus escándalos, su huella profesional está ahí y será recordada durante mucho tiempo, porque fue una artista de las que casi ya no quedan. Un abrazo, y muy buena entrada.

  11. para mi una de las mejores cantantes sentí mucho su muerte espero q donde se encuentre este tranquila ya q acá en la tierra no encontró la paz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s